jueves, 28 de octubre de 2010

Laringectomía

  La laringectomía es un tipo de cirugía especifica que se dirige a todas las formas de cáncer rechazados por la cirugía parcial o radioterapia. La laringectomía total es la extirpación completa de la laringe, el órgano encargado de la fonación, es decir, cuando un paciente es laringectomizado pierde las cuerdas vocales, por lo tanto la voz aunque ya veremos como es posible una reeducación especial para este tipo de pacientes. El aprendizaje de la emisión de voz con aire del esófago llamada voz esofágica o erimofónica.
En este tipo de intervenciones la traquea debe ser abocada al exterior mediante una cánula plástica especial para permitir la función respiratoria, (véase imagen).
  
Tras esta intervención, el paciente pierde la capacidad de hablar, el gusto, el olfato y en ocasiones y deribado de la misma cirugía, puede ver mermada su capacidad auditiva a lo que tiene que ver sumado no solo la pérdida de la voz sino también una merma de su imagen. Su papel en la familia cambia significativamente. A esto se añade la pérdida del trabajo y un descenso del nivel económico, comportando una disminución en su autoestima. A esto debemos añadir un cierto rechazo social por desconocimiento que en conjunción con lo anteriormente mencionado acaba desembocando en un comportamiento depresivo por parte del laringectomizado.

                                                                                               
 "Aprendiendo a hablar de nuevo"


  El laringectomizado es un mutilado de la voz. La gesticulación, la vocalización o los trazos sobre el papel, apenas permiten interpretar su mensaje, creándose situaciones de incomunicación. Ahora la respiración se realiza por un orificio en el cuello. Este hecho crea una actitud de rechazo social. Las medidas higiénicas de la cánula proporcionan una imagen de pulcritud que soluciona el problema. La adaptación familiar es el primer paso para el laringectomizado.

  Un segundo paso en la recuperación es el intento de emitir un sonido. En este punto es importante la formación logopédica y pedagógica. La constancia e insistencia es un pilar fundamental para el aprendizaje de la voz esofágica. Habrá una tendencia hacia la estabilidad emocional a medida que la persona pueda comunicarse con su entorno.Lograda la voz esofágica, familia, amigos y compañeros de trabajo influirán en la adaptación y superación de todo complejo, que las limitaciones derivadas de la intervención pueden motivar en el laringectomizado. En el siguiente vídeo puede verse un ejemplo muy importante de la Técnica esencial necesaria a la hora de practicar los ejercicios para el habla esofágica.




video





1 comentario:

  1. Muy buena iniciativa!!!ya es hora de que la sociedad empiece a conocer un poco mas y a concienciarse...espero que la gente partice en el blog, asi dar ánimo a otras personas con sus opiniones y enlaces de interes!y que asi puedas seguir adelante con tu proposito!!!!muchisimas gracias!!

    ResponderEliminar